David Abajo Blog

Avatar

Un blog sobre diseño

La percepción de la crisis

inmersion2

Estamos en crisis. Es la frase más oída, y cada vez que esta frase sale de nuestros labios o la escuchamos, es una paletada más de tierra que echamos a nuestra ilusión y a nuestra esperanza.

Ignorar las dificultades seguro que no tiene ningún beneficio pero repetirlas hasta la saciedad se convierte en mensaje no menos dañino. No olvidemos que el hombre se viste no solo de percepciones de la realidad exterior, a menudo dura, sino sobre todo de percepciones construidas por sí mismo o por su entorno que le permiten cubrirse de lo que no le gusta creando otras realidades tan ciertas y efectivas como: la fe, la confianza, el entusiasmo y la ilusión.

Esto que sirve para las personas también sirve para las empresas, que son personas al fin. Una empresa anclada en la persistencia de la crisis acaba, como es lógico, sucumbiendo a ella.

Las empresas, como los bancos están inmersas en la percepción de una crisis dura, pero a diferencia de éstos que saben que ya vendrán otros a ayudarlos con el dinero público (y no diremos más) la empresa no puede seguir el mismo ejemplo. Mirar solo la cuenta de resultados, o el avance de gastos. Reducir gastos continuamente es creer que un buceador podría estar siempre sumergido, respirando de sus botellas eternamente. Es evidente que no puede ser así, QUE SI NO SE SALE AL EXTERIOR EL OXIGENO SE ACABA.

Y resulta que, claro, cuanto más tarde en salir, más posibilidades tendrá de encontrarse con que simplemente todo el mundo se ha ido. El mercado no espera a nadie. Por eso cuando hay crisis, las inmersiones deben de ser cortas, sacando a menudo la cabeza del agua para otear nuevos horizontes.

Salir de un proceso de crisis implica apostar por dinámicas que aporten valor al cliente y éstas solo se consigue con creatividad, con ideas, con comunicación, con mensajes y con nuevas forma. El diseño es una herramienta básica en esa tarea. Esconderse para ahorrar costes, que no otra cosa significa suprimir la publicidad, es incompatible con que el mercado conozca lo que cada cual ofrece. Es haber renunciado a salvarse y conformarse con lo que dure el aire de la botella.

-Tiene usted una imagen corporativa antigua pues renuévela. Nadie creerá que usted está al día de su sector si su mensaje es de hace 20 años.

-Las revistas, ferias, webs y otros soportes de su sector pueden estar atravesando un mal momento pero siguen existiendo. Si no está ahí le darán por muerto.

- Por lo mismo, diseñe y renueve sus catálogos. Que le vean levantar la cabeza. Y -no se equivoque- los demás están como usted. La inexistencia de mensajes es también un mensaje: sin duda el peor de todos.

-Haga presentaciones, reúna a sus comerciales convierta las reuniones de ventas en una ocasión para que las personas hablen, se conozcan, se creen invisibles pero importantes lazos de confianza.

Definir bien los mensajes, aprovechar las posibilidades técnicas y segmentar bien los soportes no siempre es fácil pero para eso hay gente profesional a la que puede preguntar. Hágalo y se sorprenderá de lo que puede obtener a cambio de cantidades que seguramente creyó equivocadamente que estaban fuera de su alcance.

Pero sobre todo no vuelva a repetir tanto que está en crisis porque el mercado y la competencia le cogerán la palabra.

David Abajo


DA&Asociados

Diseño y comunicación publicitaria

944 10 34 24

7 Comments, Comentario o Ping

Responder a“La percepción de la crisis”

No te pierdas

No dejes de visitar estos sitios!